In Poesía

DESHACER LA MUERTE

Sueño que soñaba,
polvo de estrellas en nubes acolchadas,
el todo desde la nada calladamente.
Deshacer la muerte,
acariciar las campanas del reino celestial,
ser, junto al canto y la magnificencia,
las caricias del amor eterno del supremo arquitecto.
Deshacer la muerte,
el sabor a ascenso del alma y espíritu,
el cuerpo desechado como polvo y laboratorio,
el brillo del firmamento mas allá.
Deshacer la muerte,
Sentir los besos del amor siempre,
dejar atrás las heridas y el dolor,
dormir junto al cielo y plantar estrellas día a día.
Deshacer la muerte,
cánticos de eternidad,
la memoria rebobinada en crema pastelera,
el deber y la motivación como muros místicos.
Deshacer la muerte,
novedad de aquel país que nadie torva,
fin de la nada con sabor total,
despertar sereno, anónimo y real.

Share Tweet Pin It +1
Previous PostTRES DRONES AZULES
Next PostUN ROSARIO DE POSIBILIDADES