In Cultura

CHIMI DE LA NOCHE

Llegó el día. Ávidos, una humarada imaginaria producía nostalgia en toda la peña Lo Ninja Salvaje por tiempos pretéritos. El recuerdo de Chimi Mundo, Chimi Jimmy, La Fogatíca, Chimi Valencia eran gemidos para volver a vivir desde el sabor aquellas propuestas culinarias del Santo Domingo apacible de los años 80. Dicen el artífice del Chimi Dominicano fue Abrales del Asadero los Argentinos. Quien con un carrito de Choripan Argentino fue el génesis. Aquél Choripan (Pan, salchicha tipo italiana y salsa Chimichurri) devino con los años en el Chimi Dominicano.

Una leve lluvia humedeció el compartir. La camaradería, las anécdotas de primaria, el alegre y sano compartir fue un gozo sazonado con el aroma del Chimi Dominicano. Tres versiones ( el Chimi de Chef Pedrito, el de Chef Jimeneeez y el de Jacques Le Bon) fueron los protagonistas de la velada culinaria. Sin más les comparto mi versión del Chimi de la Noche:

INGREDIENTES

Salchicha Italiana mild Johnsville (Quien me las enseñó a usar como Chimis hace unos años JE Solares ML) ufff espectaculares. Oliva, Comino, salsa Inglesa, vinagre blanco Heinz, grill de especies Montreal Steak, Pimentón ahumado, pan de agua Sirena Market, repollo, zanahoria, rodajas de tomate verde y maduro, catchup, mayonesa, cebolla roja y fundas plásticas pequeñas.

EL PROCESO

Previamente hacer los Chimis. Cada salchicha se le retira el plástico transparente de embutido. Se aplastan con la ayuda de un mazo y se le da la forma del pan de agua. Luego en un pequeño recipiente se mezclan aceite de oliva, pimentón ahumado, toque de comino, toque de especies Montreal Steak, chorro de salsa Inglesa Worcestershire. Con la ayuda de una brocha culinaria se brochea todo el Chimi. Luego separado cada uno arriba y abajo con papel encerado se coloca en bandeja por media hora en el freezer para darle consistencia. En esa espera se guaya el repollo y la zanahoria, se mezclan y se le añade chorros de vinagre blanco. Se deja marinar. También se corta la cebolla roja en aros y en un bowl se le añade sal, vinagre y se deja inmerso en el tiempo.

LA SALSA ROSADA

Mayonesa y Catchup. Más mayonesa que Catchup con toque de limón. Bien batido hasta espesar y fusionarse bien. Luego a la nevera.

ARMAR EL CHIMI

Listo el Chimi en una plancha vuelta de ambos lados. En la misma plancha calentamos el pan junto al aroma cortado en dos. Salteamos la cebolla en la plancha en contubernio con los Chimis. Ya al retirar la salsa de la nevera incorporamos a la mezcla de repollo y zanahorias la salsa rosada (Idea del anfitrión Jaime y quedó espectacular). Pan en mano lo salseamos en cada parte, colocamos el Chimi, con una pinza una loma del repollo/zanahoria salseao a lo Jaime, las dos rodajas de tomate, luego las cebollas, chorro de salsa rosada y chorro de Catchup. Listo se mete en una funda pequeña plástica donde reposa de forma espiritual la suma de salsas y sazones.

Chimi de la noche. Junto al recuerdo del Malecón, la Lincoln. Chimi de la noche máquina del tiempo desde tú aroma y sabor generacional. Lo Ninja Salvaje primaria Loyola te cantaron desde un legendario ritual. Con las estrellas de techo cada bocado era orgásmico. De fondo desde la sutileza de un aparato de alta fidelidad la guitarra de David Gilmour junto a Pink Floyd interpretaban Shine on you crazy diamond en maridaje celestial. Una brisa de noviembre provocaba sonrisas con cada mordida, en cada recuerdo con sabor proverbial.

Share Tweet Pin It +1
Previous PostFAKE NEWS
Next PostRECUERDOS DE EGOTISMO