In Poesía

AGUACATE

Fruto exótico manjar de dioses,
textura mágica de color proverbial,
versátil cosecha del trópico resaltas la mesa.
Aguacate grata persea,
con sal y oliva extra virgen,
con pan de agua crujiente, pegajoso y celestial,
de acompañe con huevos rotos, fusión colonial.
Aguacate grata persea,
con filete encebollao y arroz con habichuelas,
junto al arroz con pollo y fritos maduros,
en el sabor de Boca Chica con un Chillo frito.
Aguacate grata persea,
junto al legado de África y su Mangú,
desde la España boba enalteciendo el salcocho,
en el crocante sabor de un chicharrón de Villa Mella.
Aguacate grata persea,
chusma política con sabor a Montonera,
moscas salvajes del botín nacional,
soltad mi generoso aguacate de su jerga.
Aguacate grata persea,
agradable fruto salvaje desde el paraíso con un friquitaki,
sin discriminar mesas junto al casabe y la tristeza de los Taínos,
sublime junto a un derretido de Brie con pavo; sabor a Hispaniola con sol y majestad.

Share Tweet Pin It +1
Previous PostJACQUES PRÉVERT
Next PostAL FILO DE LA NAVAJA