In Poesía

PIBE DE ORO

La mano de dios contra los Ingleses como tú luz celestial
aquél gol desde la media cancha memorable en el mundial,
burlaste cada obstáculo de cada hijo de la Gran Bretaña uno por uno.
Tú alma gigante pero trágica a la vez como la Argentina
inmensa e inigualable tú poderosa presencia en la cancha,
cuanto disfrutamos tú grandeza y vibramos desde tú mística aura.
Diego Armando Maradona quizás el mejor de todos los tiempos
artista del medio campo y pintor de goles magistrales,
genio de la estrategia con la eterna posibilidad.
Diego Armando Maradona quizás el mejor de todos los tiempos
la efímera gloria y el peso de las cámaras para pobre niño de barrio,
Argentina que buscó y promovió su mito desde las gradas.
La presión de la fama y el camino fácil para evadir
las drogas y la autodestrucción como la manzana en el paraíso,
la caída con aroma a tierra para desmentir el dios terrenal.
Diego Armando muere y perdura Maradona desde la eternidad
con sabor a tercer mundo te despidieron en la Casa Rosada,
Argentina como vos tan grande y tan pequeña,
nunca pudiste parar porque vos pensaste eras poder superior.
Sufriste y lloraste desde el consumo insaciable
la droga como implacable acreedor te secuestró y destruyó,
por una dosis hasta payaso fuiste con Fidel y Chávez.
Diego Armando Maradona quizás el mejor de todos los tiempos
líder en la cancha y sumamente veloz,
cuanto se gozó con tú majestad y presencia,
gracias Pibe de Oro por tú arte glorioso,
gracias por tú mensaje de impotencia con dolor.

Share Tweet Pin It +1
Previous PostANADEL
Next PostUN QUIJOTE CARIBEÑO